La depilación con azúcar: ¿Cómo es?¿Funciona?

Uno de los métodos para lograr esta piel ideal es a través de la depilación, una práctica que cada día gana más seguidores a nivel mundial con técnicas novedosas, modernas y tecnológicas. Pero en este caso, vamos a conocer un método de la tradición: la depilación natural con azúcar.

No está mal ser atractiva o atractivo. Así lo creía la escritora estadounidense Susan Sontag al referirse a lo que significaba para ella la belleza. Sin embargo, sí creía que estaba mal el que una mujer llegase a sentir la obligación de ser hermosa, más por influencias externas que por convicción propia.

A pesar de la opinión de la intelectual americana, no está de más dar un empuje extra a la apariencia exterior (tanto de hombres como de mujeres) a través del lucir una piel limpia, libre de manchas y de vellos, para que luzca más joven y lozana, e impacte no solo en la confianza individual, sino que también se irradie a quienes nos rodean.

¿Qué es la depilación con azúcar?

depilación con azúcar
Básicamente se trata de alcanzar el mismo objetivo de cualquier proceso de afeitado: eliminar la mayor cantidad de vellos posible de una zona específica de la piel, para lucir pieles lisas y libres de vellosidades, de apariencias más juveniles y sanas.

Pero, en este caso, se hace a con el uso de elementos 100 por ciento naturales, libres de químicos y tratamientos costosos en clínicas especializadas. En este sentido, se puede considerar que estamos hablando de un método para depilarse casero.

¿Cómo funciona este tipo de depilación?

Al parecer, el azúcar, cuando se calienta y se forma una crema en específico, debilita la base de cada cerda de pelo, haciendo que el retirarlas sea más sencillo de lo que parece. Lo ideal es que la aplicación del dulce emplasto se realice a temperatura elevada, para garantizar que los poros se abran y faciliten el retiro de los vellos.

¿Cómo hacer la crema de azúcar para depilar?

como hacer la crema de azucar para depilar

Para hacer esta preparación se necesita:

  • Unas dos o tres tazas de azúcar fina.
  • Un limón.
  • Una taza de agua.
  1. Para prepararla se deben calentar, en una olla tipo sartén, todos los ingredientes, después de haber exprimido el limón y extraído su jugo. El secreto está en que el polvo azucarado quede sumergido en el jugo del limón y del agua.
  2. Ahora, debe calentarse a fuego lento, revolviendo siempre para evitar que se queme la crema depilatoria natura. La clave está en que esta adquiera una coloración similar a la de la miel, sin grumos visibles y lo más espesa posible.
  3. Cuando se haya alcanzado esta consistencia se puede decir que ya está lista. Debe apagarse y dejar que se enfríe un poco, al menos lo suficiente para que no queme al contacto con la piel.

Pasos para la aplicación de azúcar para depilarse

Es sumamente sencillo. Debe aplicarse en la superficie de la piel con ayuda de unas paletas de madera o directamente con las manos, pero haciendo énfasis en el hecho de extenderla en la dirección contraria a la que crecen las cercas.

Al cubrir toda la superficie de la piel debe dejarse actuar un par de minutos antes de retirarla con los vellos incluidos.

El retiro del emplasto

Ahora es importante tener a la mano unas tiras de tela de algodón que bien pueden haber sido cortadas previamente, o una prenda completa. Los cortes ofrecerán más dinamismo en el retiro.

Lo que debe hacerse es usar la tela como si se tratase de limpiar unas gotas de salsa en una camisa o vestido; de esta menar, debe hacerse también en dirección contraria al crecimiento de los vellos. Se notará cómo se elimina no solo la crema natural sino también los pelos.

Generalmente, un solo arrastre de tela no basta, por lo que puede extenderse de nuevo la crema, tomando la que ha quedado impregnada en el algodón. Conforme sea pasado con regularidad, se eliminará lo deseado, hasta que se note el acabado que se quiere.

Tipos de depilación con azúcar

tipos de depilación con miel

En este caso se pueden nombrar:

  • De la zona íntima: ideal por tratarse de una zona sumamente sensible y propensa a irritarse con el uso de cualquier otro sistema.
  • De las piernas: Es una de las partes en la que más se usa esta técnica, en parte por la facilidad de aplicación que ofrece.
  • En el bigote: Ideal principalmente en mujeres, ya que suelen tener hebras más finas y fáciles de retirar.
  • En el cuerpo: Se incluye la espalda, los brazos y la zona delantera del tórax. En el caso del abdomen es ideal especialmente para mujeres, por la misma razón anterior: por tener vellos más finos.

Ventajas y desventajas

Como casi toda técnica de belleza se pueden enumerar los beneficios y contraindicaciones que se encuentran en la balanza. En este sentido, los beneficios son los siguientes:

  • La sacarosa ofrece la posibilidad de hacer las veces de exfoliante natural, por lo que además del modelo estético se logra una hidratación extra de la piel.
  • El acabado, cuando se aplica a una temperatura tibia adecuada, suele ser bastante bueno, sobre todo cuando se pasa el algodón varias veces.
  • Al igual que con la cera, este proceso es duradero, debido a que elimina el vello desde la raíz, retardando su proceso de nacimiento.

Entre las desventajas a enumerar se pueden tener en cuenta:

  • Suele ser un método lento, por requerir pasar varias veces el algodón por las partes a depilar.
  • Se debe esperar a que el emplasto dulce adquiera la temperatura adecuada para evitar quemaduras.
  • Requiere una limpieza profunda con agua y jabón al final, ya que la piel puede quedar pegajosa por el azúcar.

¿Hay efectos negativos?

Realmente no se registran efectos adversos a esta práctica de estética relacionada con eliminación vellosa, ya que ofrece una hidratación extra y natural. El único inconveniente puede presentarse al usar la cataplasma muy caliente, en cuyo caso se pueden presentar quemaduras o irritaciones leves en la piel.

Consejos y recomendaciones

Como pudiste notar la depilación con azúcar, puede garantizar un acabado lo más perfecto posible, pero se debe tener en cuenta:

  • Procurar que la preparación de la cataplasma sea lo más cremosa posible puede garantizar un efecto más efectivo sobre la base de las cerdas.
  • Limpiar la zona en la que se va a trabajar previamente ayudará a que penetre con más facilidad la crema y que actúe de una mejor manera.
  • Se puede potenciar su efecto al limpiar antes de seguir los pasos de acción con un baño de agua tibia.
  • Hidratar la zona depilada después de todo el procedimiento no está de más, aun cuando el azúcar haga las veces de exfoliante.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.