Métodos y tipos de depilación que exiten

Cómo es mejor depilarse las axilas: 4 Métodos

Hoy conocerás como debes depilarte las axilas correctamente. Depilarse algunas zonas de nuestro cuerpo va más allá de una cuestión estética. La higiene, en algunos casos, juega un papel fundamental para que optemos por eliminar los vellos de tal o cual lugar. Las axilas, por ejemplo, es un claro ejemple de estas áreas de nuestro cuerpo; y es por eso que, tanto hombres como mujeres, se depilan constantemente esta parte.

Pero a la hora de optar por un método nos podemos encontrar atado de manos. Hay tantas alternativas para ello que decidirse solo por una puede ser un trabajo engorroso. Muchas de estas, además resultan inapropiadas para tratar una zona tan delicada como esta. Por esta razón, hoy descubrirás con nosotros, no solo los métodos más idóneos para esta depilación, sino la manera correcta de hacerlo sin experimentar desagradables efectos secundarios.

Los mejores métodos para depilar las axilas

quitar los vellos de las axilas

Ahora bien, debido a la diferencia de textura y grosor que posee la epidermis de allí, es necesario tomar algunas previsiones para evitar los inconvenientes que a menudo se presenta en otras partes de nuestro cuerpo al ser depilados. Son pequeños detalles a veces pasamos por alto y que harán una gran diferencia en el acabado final de nuestra depilación. Los más importantes son:

  • Exfoliación: Son líquidos o crema que se aplican en la piel para estimular los folículos de estas. Cuando los folículos están activados son más propensos a permitir que los vellos cedan de forma más fácil y rápida. Si hacemos esto, eliminaremos el molesto dolor que suele invadirnos tanto en pleno proceso, como minutos después de depilarnos.
  • Hidratación: Es otro punto de gran importancia a tomar en cuenta para la depilación de este lugar. Debido a la textura corrugosa que presenta la piel en las axilas, es necesario que esta esté 100 por ciento hidratada. Esto ayudará que sea cual sea el método que seleccionemos este esté completamente libre de los tediosos y molestos inconvenientes como la picazón, el ardor y la inflamación de la piel.
  • Velocidad: No es lo mismo depilar tus piernas que tus axilas. Mientras que con la primera puedes hacerlo con movimientos largo y a una velocidad considerable, con el segundo tendrás que ser más meticuloso y estar atento a las posibles variedades en el perfil de la piel. Procura tomarte tu tiempo y no acelerarte para lograr una depilación satisfactoria.
  • Cremas pre y pos depilatorias: Estas famosas cremas son utilizadas para preparar la piel antes y después de depilarse. Funcionan refrescando la zona y aplicando una especie de anestesia que adormece ligeramente el área. Puedes utilizarla como complemento de los otros tres aspectos para tener una depilación lo más cómoda posible. ¡Ah! de ser posible elige una que esté hecha a base de Aloe Vera.

Cómo depilarse las axilas con cera

quitar pelos de axilas

Informado respectivamente sobre los aspectos más importantes a considerar antes de depilar, es hora de que conozcas los métodos más efectivos y, sobre todo, los que eliminan el vello completamente desde la raíz. El primero y más recomendable es el de la cera. Esta puede ser aplicada tanto fría, tibia o caliente siendo esta última la más efectiva al penetrar con más facilidad entre los folículos de la piel.

Los salones de belleza más prestigioso utilizan este método como su cabecilla en procesos depilatorios. Pero, debes saber, que tú mismo puedes hacer esto en la comodidad de tu hogar. Solo deberás adquirir la cera en una tienda de cosméticos y seguir al pie de la letra los pasos que hemos preparado especialmente para ti, estos son:

  1. Calienta la cera en un recipiente a una temperatura baja. Vigila constantemente esta y mide su amento de temperatura dependiendo de la variante que quieras probar (fría, tibia y caliente) cuando esté a la temperatura deseada, retírala del fuego y colócala en un recipiente de plástico.

 

  1. Los de considerar los aspectos que te hemos reseñado un poco más arriba, distribuye con ayuda de una paleta de madera la cera por tus axilas; procura que esta no se extienda por más de 4 o 5 centímetros y trata que su grosor no supere el centímetro de profundidad. Déjala reposar pro alrededor de 6 minutos o hasta que consideres que ya se ha endurecido en tu piel.

 

  1. Finalmente, solo te queda retirar la cena haciéndolo en la dirección contraria al crecimiento natural de los vellos. Procura hacerlo de un solo tirón y evita, en cambio, quitarla lentamente pues esto solo te ocasionará dolor. Repite los pasos hasta que hayas eliminado por completo los vellos de la zona y ¡Listo! Ya podrás presumir unas axilas perfectamente depiladas.

Si llevas a cabo los pasos tal y como te lo hemos mostrado, los vellos no aparecerás hasta 4 o 5 semanas después. Para repetir el procedimiento tendrás que esperar que los pelos adquieran una altura de al menos 0.6 milímetros para retirarlos correctamente desde la raíz.

Depilación con hilo

quitar vellos con hilo

Si la cera no es lo tuyo, y aun así quieres retirar los vellos de tus axilas desde la raíz, te comentamos que existe un método completamente efectivo y, además, económico que puedes utilizar para depilar de una manera diferente esta zona tan importante de tu cuerpo. Se trata de un método occidental que últimamente ha cogido gran popularidad: la técnica del hilo.

Esta consiste en frotar con movimientos oscilantes la superficie de la piel de manera que los vellos se queden adheridos al hilo y, de esta forma, retirarlos desde la raíz.  Aunque es una técnica que requiere de algo de tiempo, es muy efectiva y practica que la puedes utilizar sin gastar un centavo. A continuación, te decimos cómo proceder a depilarte con ella:

  • Paso 1: Selecciona de tu botiquín un hilo común y corriente. No importa que este sea de algodón o solo simple nailon. Corta una pieza de unos 60 centímetros y únelos en las puntas, procura hacerlo de manera fuerte pues si se desatan en medio de la depilación se perderá todo el ritmo de trabajo.
  • Paso 2: Sitúa esta circunferencia entre tus pulgares y estírala; luego enróllala de manera que quede una especie de nudo en el centro. En esta parte la que pasarás por tus axilas para retirar los vellos no deseados.
  • Paso 3: Ahora acerca este tejido de hilo y, con movimiento oscilantes de tus pulgares, enrolla los vellos y tíralos en una dirección horizontal y contraria a su crecimiento. Procura retirar hileras de estos para terminar más rápido. Da pequeños retoques en los lugares faltantes y ¡listo!

¡Muy bien! El día de hoy has aprendido con nosotros las técnicas más eficaces para una correcta depilación de las axilas. Debes saber que también puedes optar por métodos como las cremas depilatorias, las cuchillas de afeitar y las máquinas eléctricas, aunque estos, a diferencia de los que has conocido hoy, solo rebajarán los vellos y no los arrancarás de raíz.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.